$0.00

No hay productos en el carrito.

InicioTu Salud y BienestarLa mejor dieta que vas a encontrar: Tener Hábitos Saludables

La mejor dieta que vas a encontrar: Tener Hábitos Saludables

¿Alguna vez hiciste dieta? Sin dudas, hay un gran abanico de opciones para hacer dietas, pero todas tienen un componente en común, que están diseñadas para hacerlas durante un período de tiempo muy limitado. Y cuando logramos bajar de peso, al discontinuarla, es muy posible que volvamos a recuperar los kilitos que habíamos perdido.

Existe una forma mucho más saludable y permanente de bajar de peso, y es un cambio en nuestro estilo de vida. Me refiero a cambios paulatinos, en los que tomamos conciencia de lo que estamos ingiriendo, por qué lo hacemos, y además logramos sostenerlos indefinidamente. De esta manera, podremos alcanzar un peso corporal saludable y duradero.

La sola idea de pensar que el cambio en la alimentación será permanente nos trae a la cabeza el terror de que nunca más podremos comer aquello que nos encanta y que viviremos una vida de privaciones. En realidad, no se trata de eliminar todo lo que conocemos y nos gusta, sino más bien de manejar las porciones y la frecuencia. Si comemos saludable todos los días, y en cantidades adecuadas, no hay problemas si eventualmente nos damos el gusto de un postre. Esto es importante tenerlo en claro para no empezar a transitar un cambio sufriendo por anticipado por todo lo que no vamos a poder comer.

Toda transformación relevante puede también ser intimidante al principio. Por eso, es bueno comenzar de a poco, introduciendo cambios pequeños y manejables. Una vez que los hayas incorporado, podés avanzar incluyendo otros cambios más, pero sin abandonar el primero. Recordemos que aquí no estamos en la carrera de bajar 10 libras en dos semanas para entrar en el vestido para la fiesta, sino en un cambio que favorezca nuestra salud en general, y el bajar de peso es uno de esos componentes. Tenemos tiempo para lograrlo, no hay una fecha límite ya que la idea es mantenerlo por el resto de nuestra vida.

Cuando vamos a embarcarnos en un cambio de alimentación, si tenemos alguna situación de salud específica, siempre es aconsejable consultar con un profesional médico o nutricionista para que nos asesore en nuestro caso particular. Nuestro cuerpo funciona con la alimentación que le ofrecemos, ese es el combustible que nos energiza, por eso lo que comemos y bebemos es significativo.

Las comidas nutritivas y sin procesamiento son las más saludables. Cuando comemos comidas procesadas, las que compramos semi preparadas en cajas del supermercado, por ejemplo, y que además cuentan con aditivos químicos, no tienen el mismo valor nutricional que cuando comemos frutas, verduras y carnes frescas preparadas en casa.

Las porciones también juegan un rol importante cuando tenemos el deseo de bajar de peso. Hay comidas que son saludables, pero si comemos en exceso, tampoco es bueno y definitivamente no necesario. Con frecuencia pensamos que comer saludable es restrictivo, porque tenemos que dejar de consumir cosas que nos gustan. Si lo miramos desde otro punto de vista, no es en realidad restrictivo, porque hay una inmensa variedad de alimentos a los que podemos acudir, pero sí se trata de ser selectivos.
El azúcar, en todas sus sesenta denominaciones, no es bueno para nosotros y tenemos que buscar la forma de reducir su ingesta, a pesar de los esfuerzos de los fabricantes de alimentos de incorporarla en todos lados para que creemos una dependencia al dulce y al producto que ofrecen. Nos engorda, no nos alimenta, y fomenta la diabetes y otras enfermedades comunes. El alcohol es socialmente aceptado y su consumo es alentado en todos los círculos, pero el consumo moderado nos ayudará con el peso y con la salud. La reducción en el consumo de harinas también nos apoya en nuestro camino hacia una mesa saludable.

Nuestro cuerpo también necesita movimiento para que todos los procesos internos se pongan en marcha, que nuestros músculos mantengan la tonicidad para llegar y mantener nuestro peso ideal. Ya sea una actividad en un gimnasio, o caminatas por el barrio, el uso de escaleras siempre que sea posible, baile, juegos que involucren movimiento, y que además sean practicados en forma regular van a contribuir a que bajemos de peso y a que nuestro organismo funcione de manera óptima.

En mi opinión, la balanza es solo una manera de medir progreso y tenemos que usarla con precaución. Si estamos constantemente viendo si subimos o bajamos una libra, vamos a generar una ansiedad que va a ser contraproducente. Hay otras formas de medir el progreso de un cambio de estilo de vida en la alimentación como, por ejemplo: la claridad de nuestra piel que, al eliminar comidas tóxicas, se limpia de impurezas; la ropa que nos calza más suelta y mejor; nuestro nivel de energía; nuestras alergias que con frecuencia se ven reducidas o eliminadas; el brillo de nuestro cabello; fortaleza de uñas; normalidad en los procesos digestivos y mucho más.

En un estilo de vida saludable, no tenemos por qué pasar hambre ni estar deshidratados. De hecho, tomar unos 6 a 8 vasos de agua por día es excelente para que el cuerpo funcione de maravillas, y además no tenemos que martirizarnos soportando hambre cuando podemos evitarlo comiendo una fruta o snack saludable.

Si estas en el proceso de controlar tu peso, enfocate en el objetivo a largo plazo. Puede ser tentador bajar unas cuantas libras en poco tiempo, pero esto es malo para tu cuerpo y lo más probable es que luego vuelvas a recuperar el peso. Mucho mejor programa es enfocarnos en los cambios de estilo de vida que están enfocados en tu salud y bienestar integral. De esto… ¡nunca te vas a arrepentir! 


No dejes de ver los RECURSOS GRATUITOS que tengo para vos. Además de Planners para ayudarte en la organización, tengo RECETAS creativas, sencillas y deliciosas:

https://holafortuna.com/categoria-producto/recursos-gratuitos/recetas/
Sandra Camponogara
Sandra Camponogara
Sandra emigró a los Estados Unidos en 1988 desde su Argentina natal con grandes sueños y sin ahorros. Después de trabajar en la industria del turismo en la ciudad de Nueva York durante unos años, comenzó su propia compañía de operadores turísticos, InterConnect USA en 2000 y dos décadas más tarde creó su segunda compañía, Hola Fortuna. Reinventándose una y otra vez a través de desafíos comerciales y personales, Sandra alienta a las latinas a buscar el equilibrio y la independencia financiera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos populares